Es bueno dejar que los perros coman pasto y/o tierra?

Seguro que en más de una ocasión has visto a tu perro o al de algún conocido comer hierba y/o tierra en el parque, y es posible que te hayas preguntado si es bueno dejarles que lo coman o debemos evitar que lo hagan.

Algunos estudios afirman que el 68% de los perros comen hierba de manera habitual. Como ves es un porcentaje bastante elevado; sin embargo, no se han realizado apenas investigaciones para determinar las causas de este comportamiento.

La explicación más extendida popularmente es que los perros comen hierba para purgarse. Es decir, los perros comerían hierba con el objetivo de vomitar y así aliviar su malestar de estómago o posibles parásitos.

Pero, ¿qué dice la ciencia sobre esta hipótesis? Un estudio realizado por la Universidad de California investigó esta cuestión y los resultados obtenidos fueron los siguientes:

  • El 68% de los perros estudiados comían plantas o hierba de forma habitual.
  • Tan solo un 9% de los perros padecía síntomas de enfermedad antes de comer hierba.
  • En solo el 22% de los casos, se produjo el vómito tras comer hierba.

Si valoramos estos resultados, observamos que el porcentaje de perros que presentaban malestar antes de consumir hierba fue muy bajo, y además, no siempre conseguían vomitar tras ingerirla.

Por tanto, según este estudio, la ingesta de hierba no tiene por qué estar asociada a molestias gástricas, y comer plantas,hierba o tierra podría ser simplemente un comportamiento natural del perro.

Hay algunos expertos que aseguran que los perros comen hierba para satisfacer sus necesidades nutricionales.

En el caso de los lobos esta teoría es cierta, ya que una dieta basada exclusivamente en carne sería deficiente; por ello, ingieren el contenido del estómago de sus presas (que tiene vegetales parcialmente digeridos) y comen frutos como parte de su alimentación habitual.

Sin embargo, las necesidades nutricionales del perro doméstico están aseguradas con concentrados de alta gama que ya contienen niveles adecuados de vegetales.

Los perros descienden de los lobos, y muchos de los comportamientos que presentan nuestras mascotas son herencia innata de sus antepasados salvajes.

Parece que los perros se sienten atraídos por el sabor de la hierba y les gusta el hábito de masticarla. De hecho, se ha visto que los perros que tienen acceso directo a hierba suelen dedicar un mínimo de tres minutos diarios a consumirla.

Por ello, podemos concluir que en la actualidad la teoría más acertada sería la de que los perros comen hierba de forma natural y porque les gusta, siendo éste un comportamiento normal y heredado.

Ahora que sabes que se trata de un comportamiento natural y que puede resultar placentero para nuestro perro, es probable que te preguntes si es bueno que un perro coma hierba de forma regular o si puede provocar problemas de salud.

Desde el punto de vista etológico o de comportamiento, deberíamos dejar a los perros comer hierba si así lo desean y no reprimir esta conducta. Sin embargo, desde la perspectiva sanitaria, no debemos dejar que coman hierba de la calle ni del campo.

Comer este tipo hierba o tierra puede tener una serie de riesgos para su salud:

  • La hierba de los parques suele estar tratada con pesticidas, por lo que si nuestro perro la ingiere puede intoxicarse.
  • Las plantas del campo, pese a que pensemos que son naturales y seguras, pueden ser vehículo de parásitos en forma de larvas o huevos y causar infestaciones en nuestra mascota si las come.

Si quieres que tu perro disfrute comiendo hierba de forma segura, puedes valorar la opción de colocar en casa alguna maceta y sembrar en ella césped u otro tipo de hierba comestible.

Pero no debemos olvidar que hay perros con sensibilidad digestiva y puede que no toleren bien comer hierba; por lo que en el caso de que aparezcan vómitos o diarrea, está contraindicada su ingestión. y como dice el dicho al final «es mejor prevenir que lamentar…».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *