Cómo se da y qué es el Celo en perros? 2da. parte.

Aunque los perros no tengan celo como tal, en esta 2da. parte (recordar 1ra. parte el viernes pasado se ha publicado), te especificamos los comportamientos que adoptan los machos que no han sido castrados ni esterilizados ante una hembra en celo. ¿Tu perruno actúa de una forma distinta a la habitual y no entiendes por qué? ¡A lo mejor el motivo es una hembra en celo!.

Mayor agresividad en nuestro perruno:

En esta etapa la hembra no es la única que produce y transmite hormonas. Los machos también fabrican dos hormonas masculinastestosterona y cortisol. Es esta segunda la que crea estados mentales más estresantes y agobiantes para el can. Con la elaboración del cortisol, nuestro perro puede mostrarnos más ansiedad y agresividad de lo normal.

Depresión Canina:

Esta creación masiva de hormonas combinadas con un rechazo perruno, pueden dar lugar a una depresión canina. Este estado es más frecuente de lo que crees y el perro puede manifestarlo de varias formas: aullidos, llanto, dejar de comer e incluso fatiga y hasta desinterés por el humano a cargo.

Comportamiento inquieto:

El hecho de olfatear las hormonas femeninas en un radio de 4 kilómetros, provoca que los perros deseen salir de casa en busca de la perra en celo. Una muestra clara de ello es la actitud inquieta y ansiosa que manifiestan constantemente cuando una hembra vive esta fase reproductiva.

Estado de Confusión:

En muchas ocasiones, esta consecuencia del celo femenino es confundida por rebeldía del perruno macho. Sin embargo, hay que tener en la cuenta que el celo en perras provoca que el perro se distraiga más de lo habitual, implicando mayor desconcierto y confusión.

Aumento de los marcajes con la orina:

Las hormonas femeninas desestabilizan la percepción del perro y ocasionan una necesidad incontrolada de marcaje en el macho. Por ello, el perro no sentirá vergüenza en marcar cada rincón que se encuentre a su paso, ¡incluidos los de casa!.

LOS PERROS EN CELO: CONSEJOS PARA CONTROLAR A MI MASCOTA.

Puede que tengas dudas a la hora de controlar a tu perro o perra en este tipo de etapas vitales. Pues bien, aquí te damos una serie de consejos que te ayudarán a manejar las situaciones a los que nos referimos:

Si tu perra se encuentra en este estado, lo principal es que no la dejes sola, ya que puede ir en busca de un perro con el que juguetear. Tampoco deberás dejar puertas y ventanas demasiado abiertas; no sería la primera ni la última vez que una perra se ha escapado de casa con el objetivo de encontrar a otro perro.

En el caso de tener un perro macho sin esterilizar ni castrar, es recomendable que le pasees con correa, puesto que irá en búsqueda de una hembra, por lo que se puede escapar o puede asustar a otros dueños. Cambiar los parques donde le paseamos si existe alguna perra en celo es otra opción para evitar impulsos y ansiedad en nuestro perruno.

Una buena opción para evitar este tipo de situaciones es la castración o esterilización de nuestro can. Si no deseamos el embarazo de nuestra perra o no queremos que nuestro perro deje embarazada a otro can, estas técnicas son perfectas para evitar nacimientos no deseados.

En conclusión, trata de estar al pendiente de las actividades y actitudes de tu mascota, así evitaremos consecuencias. Recuerda que todo está en nuestras manos y es responsabilidad nuestra.

Fuente: https://blog.mascotaysalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *