Cómo saber si mi perruno tiene fiebre?.

Todo aquel que tiene un perro en casa sabe lo mucho que se quiere, pero ellos no tienen el modo de decirnos con palabras que están malos o que se encuentran enfermos, incluso nos costará saber si tienen fiebre o no. Veamos a continuación entonces, una guía de pasos para saber si un perro tiene fiebre.

Detectar si un perruno tiene fiebre o no es importante, ya que puede deberse a infecciones o enfermedades que debemos tratar con urgencia. Debes saber que la temperatura normal de un perro está entre los 38 y los 38,5 grados, de modo que sigue leyendo y comprueba si la temperatura de tu perro es mayor o no a lo indicado, y con ello averigua si tu él puede estar realmente enfermito.

Pasos para saber si un perro tiene fiebre:

Una de las mejores maneras de saber si nuestro perro tiene fiebre o no es observar su comportamiento. Es importante tener en cuenta cualquier cambio que pueda ocurrir en su cuerpo. Los más comunes son:

  • Nariz Caliente y seca.
  • Caracter nervioso y apático.
  • Ojos Llorosos.
  • Temblores con altas temperaturas.

Si el perruno tiene uno o más síntomas, lo mejor que puedes hacer es usar el termómetro rectal, no es lo más agradable para él, pero es una de las mejores maneras de saber con mayor exactitud la temperatura y si tiene o no fiebre.

Engrasa la punta del termómetro con vaselina y pídale a alguien que mantenga a tu mascota inmóvil. Recuerda que lo más lógico es que el animal se mueva cuando siente la presión en el recto. Otro termómetro muy eficiente es el del oído.

Aunque lo más recomendable es acudir al veterinario para determinar las causas y definir el cuidado de tu mascota, hay algunas cosas que puede hacer en casa mientras tanto.

Sin embargo, es importante enfatizar que si después de dos días, a pesar de haber usado uno o más de los remedios que vamos a enumerar, tu perro sigue teniendo fiebre, tendrás que recurrir sin demora al veterinario.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en casa:

  1. Refresca las piernas y orejas. Moja estas áreas del cuerpo y colócalas frente a un ventilador para enfriarlo. No dejes de medir la temperatura constantemente, porque cuando alcanza los 39 grados, debes quitar al animal del ventilador para evitar la gripe y el frío, así como los cambios de temperatura.
  2. Mantenlo hidratado. Tienes que dar a tu mascota mucha agua para beber y así bajar la fiebre. Sin embargo, ten cuidado de no darle demasiado ya que podrías hacerle daño.
  3. Aplica una compresa fría en su estómago. Es posible que intentes rechazarlo, pero cuando sienta sus efectos, lo aceptará.
  4. No lo laves con agua fría, ya que puede producirse un cambio de temperatura corporal y esto podría dañar al animal, en lugar de ayudarlo.
  5. No le des medicamentos para humanos o animales si no han sido recetados por el veterinario.
  6. Nunca uses hielo, especialmente si piensas que en lugar de fiebre, es un golpe de calor. Será suficiente usar agua fría.
  7. Y por último dales muchos mimos y amor, para él será importante y verás cómo te lo agradecerá tan pronto sane.

Fuente:okdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *