Mi perruno se pone celoso, ¿Qué hago?.

¿Te ha pasado que de repente te acercas a acariciar a otro perro y tu perro se acerca y se te avienta o se pone frente al otro perro como muy dominante? Decir que un perro está celoso puede ser impreciso ya que existen diversos motivos que pueden explicar por qué un perro se comporta de forma «celosa» con nosotros, nuestra pareja, hijos y hasta con otro animal. En esta nota te ayudaremos a detectar si tu perro está celoso, si tiene cambios en su comportamiento gracias a estos celos y qué hacer en caso de que se presente esta situación.

Celos en los perros:

No es sencillo definir qué son los celos, no obstante, podemos entender como «celos» un conjunto de emociones y sentimientos que aparecen cuando una figura social que consideran importante se ve amenazada por un tercero, al que perciben como un rival. Un perro se pone celoso también cuando el dueño trae una nueva pareja a casa. Tan profundo es este sentimiento, que el perro puede sentarse entre dos personas para separarlas, e incluso, puede negarse a compartir la atención del dueño con la nueva persona. Esta situación también puede producirse cuando nace un bebé en la familia o cuando traes a otra mascota a casa.

¿Cómo detectar los celos en mi perro?:

  • Cambios en su comportamiento diario. Puede ser que de repente comience a gruñir sin motivo aparente y después calmarse solo.
  • Si aparece una persona o mascota nueva a casa y tu perro se muestra irritante, posiblemente esta actitud sea por motivos de celos.
  • Posesivo y acaparador con el animal o la persona por la que está celoso, persiguiéndola a cada paso que da e incluso se puede obsesionar.
  • Puede llegar incluso a morder objetos, algo que no hacía y esto ocurre para llamar la atención.
  • Hay casos extremos en los que puede ocurrir que se convierta en celos patológicos y que la convivencia se haga insostenible.

Qué hacer?:

En los casos más extremos, es posible que un perro que está celoso también sufra problemas de salud. Esto puede ocurrir, cuando el perro deja de comer o se lame sus patas en exceso. Cuando este es el caso, no solo hay que consultar con un educador canino, sino también con un veterinario. Si bien es importante que muestres a tu mascota que no es el único que merece tu atención, en algunos casos, el cambio en su comportamiento cuando esta nueva persona o animal entra en casa es muy grande. Por ello, que el perro sepa que sigue recibiendo tus cuidados y atención es importante también.

La asociación positiva con el nuevo miembro de la familia también puede ser un paso clave para que el perro deje de estar celoso y empiece a asociar al nuevo miembro con cosas buenas, como premios, cuidado y atención. Por último, es importante respetar los límites del animal y no forzar situaciones. Esto puede ayudarle a llevar una transición más manejable.

Fuente: https://blog.cuidamimascota.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *