¿Cómo se comunican los perros? Parte I.

La comunicación forma parte de cualquier relación, ya sea entre humanos o con nuestras mascotas, las cuales siempre están dispuestas a comunicarse con otros perros o con nosotros. Ahora bien, debido a que somos especies distintas, es fácil equivocarse y malinterpretar que esta expresando un perro.

El lenguaje canino:

Nos referimos comúnmente a comunicación como una acción en la cual un emisor transmite información a un receptor, con la intención que, posteriormente, dicho receptor dé una respuesta o, para entenderlo mejor, realice un cambio acorde a la intencionalidad del emisor, pese a que el receptor no siempre dirija su acción de la forma deseada.

Este proceso no lo llevamos a cabo las personas, sino que la gran mayoría de especies se comunican entre individuos de su misma especie (interacción intraespecífica) o de distintas especies (interespecífica). Pues, aunque los perros no usen palabras como nosotros, estos transmiten información entre ellos a través de la vista, el oído y el olfato.

¿Los perros se entienden entre ellos?:

Muchas veces existe la creencia errónea que los perros por el hecho de ser perros se entienden a la perfección, pues el lenguaje canino es instintivo, hecho que puede originar conflictos y malas experiencias. Y es que, aunque es cierto que este aspecto tiene un componente innato, el lenguaje de los perros también está fuertemente influenciado por el aprendizaje, ya que este lo moldea y desarrolla a lo largo del tiempo desde su nacimiento.

No es extraño entonces que la mayoría de perros que presentan conductas conflictivas con otros de su misma especie se deban muchas veces a que no han tenido una socialización adecuada o a que carecen de suficientes relaciones sanas con otros perros.

¿Qué queremos expresar con esta afirmación? La realidad es que gran parte del lenguaje canino que expresa un adulto se aprende de cachorro, sobre todo durante la etapa de socialización. Ya que, pese a que los cachorros de forma instintiva ya saben comunicar sus necesidades (lloran para obtener comida, protección, expresan cuándo quieren jugar…), es la interacción con otros perros durante esta etapa la que permitirá que estos realicen un aprendizaje que determinará su lenguaje de adultos. Esto implica que un perro que haya tenido una socialización deficiente (por ejemplo, con un solo perro), no entenderá o no se comunicará de la forma más eficaz con otros perros, dando pie a inseguridades o malentendidos que pueden originar conflictos.

Del mismo modo, si el cachorro de pequeño ha conocido perros los cuales también tenían carencias en este aspecto, puede que estos no aprendan del todo bien cómo debería ser una comunicación adecuada con otros perros. Por ejemplo, podría ser que un cachorro conviva con otro perro el cual siempre se relaciona de forma agresiva con otros de su especie (sin adaptarse al contexto), y el cachorro, por lo tanto, adopte esta actitud agresiva con otros perros y se muestre miedoso con el compañero con el cual vive.

Esperen el próximo viernes la II parte de este tema que nos interesa a todos los amantes perrunos.

Fuente: www.expertoanimal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *