Cómo se comunican los perros? Parte III.

Amigos perrunos estamos ante la parte final de nuestro artículo, el cual empezamos hace 2 entregas atrás; y que nos ayudará a mejorar nuestra comunicación y entendimiento con nuestros amados cuadrúpedos.

Comunicación auditiva en perrunos:

Los perros tienen la capacidad de emitir un gran repertorio de vocalizaciones y todos ellos nos informan de su estado fisiológico y emocional. Ahora bien, un mismo sonido puede aparecer en contextos distintos, por lo tanto, para entender cuál es su significado, deberemos a la vez interpretar su lenguaje corporal. Veamos cuales son las vocalizaciones más comunes:

  • Ladrido: esta vocalización es la más conocida y la que se aplica en más contextos, pues un perro puede ladrar porque se encuentra excitado, debido al juego, como alarma si te acercas a su territorio, como recibimiento e incluso para llamar la atención de su propietario. Por lo tanto, si quieres saber por qué ladra tu perro, deberás contextualizar la acción, entender en qué estado de ánimo se encuentra y a qué le ladra concretamente.
  • Gruñido: el gruñido es usado como una forma de amenaza en caso de agresividad o como advertencia, si sucede algo que realmente le está molestando y, por lo tanto, quiere que pares.
  • Lloriqueo: la causa más común por la cual un perro gimotea es que este está pidiendo ayuda. Es decir, del mismo modo que lo hacen los cachorros, el hecho de llorar implica que este quiere que lo cuides o lo protejas, como darle de comer o si se siente inseguro y quiere que estés a su lado.
  • Grito: los perros gritan cuando sufren algún dolor muy intenso o se asustan de forma precipitada. Por ejemplo, si le pisas la cola sin querer, es natural que este grite y se aleje rápidamente.
  • Aullido: esta vocalización no se da en todos los perros, pues con la domesticación no todas las razas la han conservado del todo. Es por lo tanto una conducta instintiva, que en los lobos sirve para la localización de los miembros del grupo, el reconocimiento individual y la coordinación en la caza, y en los perros, también podría darse en estas circunstancias, si por ejemplo se ha perdido, o te has alejado mucho de él, este puede aullar para que le localices. Además, en algunos perros, este sonido suele darse como respuesta automática cuando oyen un sonido muy agudo, como la sirena de un vehículo.
  • Suspiro: después de una situación en la cual un perro ha estado en mucha tensión o estrés, puede que suspire para relajarse. Del mismo modo, también puede que el perro suspire decepcionado cuando espera con mucha ansia algo y no lo consigue. Podría por ejemplo estar muy emocionado con la expectativa de que le vas a dar un premio, y cuando no se lo das suspirar resignado.
  • Jadeo: Cuando un perro esta muy cansado o tiene mucha calor, es normal que abra la boca y empiece a jadear, pues este es un mecanismo que le permite regular su temperatura corporal. Pero además, también puede realizarlo en momentos en los cuales está estresado.

Comunicación olfativa en perros:

Posiblemente, la comunicación olfativa es una de las más difíciles de identificar para nosotros, pues no tenemos este sentido tan desarrollado como los perros. Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta forma de comunicación es de gran relevancia para nuestros peludos, pues estos pueden transmitir toda clase de información, como:

  • El sexo.
  • La edad.
  • El estatus social.
  • Enfermedad.
  • El estado reproductivo (si la hembra está o no en celo, por ejemplo).

Esta forma de comunicación es posible gracias a las feromonas, las cuales son sustancias químicas volátiles producidas en glándulas que están situadas en distintas zonas del cuerpo, como la facial, perianal, urogenital, podal y mamaria.

Estas feromonas son captadas por el receptor una vez son aspiradas por la nariz gracias al órgano de Jacobson, situado en la cavidad nasal, y que transmite dicha información hacia el cerebro.

Además, existe distintos medios por los cuales los perros realizan esta comunicación, de forma directa o indirecta. Es decir, cuando un perro se acerca a oler a otro (por ejemplo cuando se huelen el ano o las mejillas), se esta dando este proceso de comunicación olfatoria directa. Del mismo modo, una de las ventajas de esta forma de transmisión de información es que puede permanecer durante bastante tiempo en el ambiente. Por esta razón, también puede darse la comunicación indirecta cuando el perro orina, dando la posibilidad de que otros perros la huelan y reciban toda clase de información, así como también mediante otras secreciones como la saliva.

No te preocupes sin son muchas cosas. Lo mencionado, lo aprenderemos a interpretar con tiempo, mucho detalle y sobretodo paciencia. Y todo para poder lograr entender un poco mejor a nuestros perrunos. Todo hace parte del proceso de aprendizaje que se da natural y mutuamente.

Fuente: expertoanimal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *